ERES

Eres  pétalo  y  néctar  de  flor, 
perfume  sublime  y  embriagador. 
En  tu  alma  pura  se  apaga  el  amor, 
y  en  mi  pecho  arden  ascuas  de  dolor. 

Eres  lucero  en  el  cielo  estrellado; 
un  rayo  de  luz  se  fue  de  mi  lado. 
Mi  cuerpo  silente  en  la  cruz  clavado 
mirando  al  cielo  en  un  mar  desolado. 

Eres  alondra  que  dejara  el  nido 
en  mi  corazón  se  escucha  un  gemido 
cual  hojas  secas  del  árbol  caído. 

Eres  el  viento  en  la  noche  callada. 
Tiritan  las  aves  en  la  enramada. 
Mi  voz  en  silencio,  ¡llora  a  su  amada!




Comentarios